Los hombres no son hombres si no tienen buenos músculos alrededor del templo de su cuerpo. Esto no es un pensamiento contemporáneo más bien es un concepto muy vejo entre las mujeres jóvenes. Quieren pasar más tiempo de calidad con los hombres que tienen un cuerpo con músculos. Por lo tanto, se ha convertido en